HR business partner: una tendencia con peso y valor agregado

Mayores de 45 años: el desafío de incorporarlos a una organización.
26/05/2016
Motivación con base lúdica (gamificación)
18/09/2016
Mostrar todo

HR business partner: una tendencia con peso y valor agregado

HR business partner. Una tendencia con peso y valor agregado para las organizaciones

El rol de Business Partner (socio del negocio) para los profesionales del área de RRHH, implica llevar la función de recursos humanos a un ritmo que acompaña al empresarial, haciendo foco en el llamado “core business” o negocio principal de cada organización.

Implica, por un lado,  alinear eficientemente, el entendimiento del negocio, desde lo estratégicooperativo, sin descuidar los procesos y gestión de Recursos Humanos.

Es fundamental partir de la idea que el contexto ha cambiado a nivel global y la competencia va en aumento en las principales tipos de organizaciones actuales. Las mismas han ido evolucionado y  necesitan hacer foco en  la gestión de mayores niveles de innovación y calidad.

Para transformarse en la opción preferente,  una marca debe desarrollar una ventaja competitiva. La misma   para ser sostenida en el tiempo necesita no estar focalizada solamente  en máquinas, productos, u otros activos, sino en las diferencias se fortalecen desde el capital humano,  alcanzando la satisfacción de los clientes interno y externo, la cual impacta directamente en los resultados del negocio.

Una de las principales metas del HR-Business Partner es la de salir de un rol meramente reactivo y pasar a un rol proactivo y anticipatorio. Los profesionales del área deben transformarse en aliados estratégicos de las principales áreas de la empresa, debe apoyar,  integrarse  y ofrecer  soluciones a cada unidad, desde la perspectiva de gestión de personas.

Esto implica un mayor nivel de descentralización.

Algunas habilidades deseables en los que cumplen ese rol serían:

  • Excelente nivel comunicación para quienes tienen que desempeñar este rol, ya que es necesario transmitir en tiempo y forma y permanente, generando sinergias.
  • Niveles aceptables de autoestima, porque debe creer en su habilidad para marcar la diferencia.
  • Auto confianza en su capacidad, incluso ante decisiones que resulten impopulares hacia los empleados, logrando el compromiso de gerentes y altos directos de las organizaciones.
  • Actualización permanente el desarrollo de la mejor comprensión del negocio.